Ir al contenido

16.- MUSEO ARQUEOLOGICO

 

MUSEO ARQUEOLÓGICO MUNICIPAL CREVILLENT

 

* HORARIO DE VISITA

* LUNES MARTES MIERCOLES JUEVES VIERNES SÁBADO DOMINGO
MAÑANA CERRADO 10:00 - 14:00 10:00 - 14:00
10:00 - 14:00
10:00 - 14:00
CERRADO provisionalmente CERRADO
TARDE CERRADO 17:00 - 20:30 17:00 - 20:30
17:00 - 20:30
17:00 - 20:30
CERRADO provisionalmente CERRADO

Festivos y agosto cerrado

SÁBADO CERRADO PROVISIONALMENTE

Tarifas no aplicable - servicio gratuito

 

PLANOS EXPOSICIÓN

 

* SERVICIOS A LOS VISITANTES

 

* HISTORIA Y CONTENIDO

Ubicado en la Primera Planta de la Casa del Parque, edificio neocasticista del arquitecto Juan Vidal Ramos construido en 1927. Los fondos de este museo permiten rastrear la evolución de las culturas desde el Paleolítico Superior, hace unos 30000 años, hasta el islam, destacando tres conjuntos: Los moldes de fundición para hachas y espadas del Bronce Final de El Bosch. Los bronces fenicios de El Camí de Catral y La Canyada Joana, al parecer de un taller de orfebre, en el que se representan motivos mitológicos de tipo oriental, y El Tesorillo de Denarios de Cachapets compuesto por 268 monedas datadas entre el 211 y el 100 a.C., considerado como el conjunto numismático más importante de estas comarcas. El edificio de la Casa del Parque, además, tiene abierto a visitas en la Planta Baja el despacho-laboratorio del médico crevillentino D. Francisco Mas-Magro (1879-1958), investigador en hematología que llegó incluso a ser propuesto candidato al Premio Nobel, así como el vestíbulo-comedor y la capilla original de la casa. La Primera Planta, además del Museo Arqueológico, tiene una sala dedicada al violinista crevillentino Telmo Vela. La Segunda Planta, por último, acoge la pinacoteca municipal integrada por obras de artistas actuales, en las que, junto a los locales, destacan las firmas de Julio Quesada, Julio Le Parc, Luis Gordillo y Manuel Quejido.

La sala permanente de arqueología está en proceso de remodelación, pero se pueden ver dos exposiciones de enorme interés:

 

“VIDA Y MUERTE EN LA PEÑA NEGRA”, recoge las mejores piezas del yacimiento arqueológico más emblemático de Crevillent. En ese lugar se localizaba un gran asentamiento que muy bien puede tratarse de la ciudad de Herna citada en los textos antiguos. Sus habitantes vivieron allí cerca de 400 años, entre el s. IX y VI a.C., y entres sus actividades está la producción y comercio de metales, constituyendo junto con la colonia fenicia de la Fonteta de Guardamar del Segura, un importante emporio donde interactuaron fenicios e indígenas de esta región del Sureste peninsular. De igual modo, se ha podido excavar cerca de allí, en les Moreres, “el lugar de los muertos” de estas gentes, una necrópolis de cremación con más de 150 sepulturas excavadas.

 

ARQ1

El medallón del Camí de Catral es el mejor ejemplo conservado en el museo de la iconografía orientalizante, con motivos mitológicos como el Árbol de la Vida, leones, grifos… Sería una matriz de orfebre que nos indica la presencia de artesanos fenicios en estas tierras, los cuales interactuarían con el mundo indígena del Bronce Final, siendo Peña Negra la gran ciudad de la actual comarca, llamada Herna, y articularía un vasto territorio, donde la colonia de la Fonteta de Guardamar del Segura resultaría esencial para el comercio entre estas tierras y el Mediterráneo Oriental.

 

ARQ2

La populosa ciudad de Herna contaba con una necrópolis de incineración, situada a unos 600 m al Sur, la más importante de todo el Sureste Peninsular, donde se han excavado más de 150 sepulturas. Las urnas contenedoras de los huesos incinerados, con sus tapaderas cerámicas, son muy características del Bronce Final y de inicios del Período Orientalizante, acompañadas de los ajuares del difunto muy sencillos, a base de collares de piedra, anillos y brazaletes de bronce. Esta necrópolis se sitúa entre los siglos IX y VII a.C.

 

 

“LA PALEOPATOLOGÍA EN CREVILLENT”. Esta exposición es una selección de restos óseos procedentes todos de diversas excavaciones llevadas a cabo en Crevillent y son muestra de la extraordinaria importancia que tienen estos estudios para el conocimiento de las sociedades de nuestros antepasados. Corresponden a la necrópolis de incineración del Bronce Final de les Moreres y al cementerio mudéjar del Raval donde se pudieron excavar un total de 81 sepulturas repartidas en dos solares del núcleo urbano, que han proporcionado una información de enorme interés para conocer las enfermedades de aquellas sociedades.

 

 

ARQ3

En la exposición sobre paleopatología en Crevillent se manifiesta la extraordinaria importancia que tienen estos estudios para el conocimiento de las sociedades de nuestros antepasados. Los restos corresponden a la necrópolis de les Moreres y al cementerio mudéjar del Raval donde se pudieron excavar un total de 81 sepulturas. Gracias a sus estudios conocemos las enfermedades de aquellas gentes, pero también la edad, sexo, características físicas como la altura, y hasta sus creencias religiosas, pues al menos en la necrópolis mudéjar del Raval se han podido documentar los ritos islámico, cristiano y un rito mixto con elementos de las dos religiones.

 

 

ARQ4

El comedor original de la casa, también de estilo casticista, mira al parque a través de un gran ventanal.

La alfombra decorada con motivos florales, está hecha a mano y posiblemente en la Real Fábrica de Tapices.

 

ARQ5

El Doctor Francisco Mas Magro desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en su despacho de Alicante. Sus investigaciones en el campo de las enfermedades infecciosas y de la sangre, en concreto de la leucemia, fueron fundamentales en su tiempo, como así se reconoció por la investigación otorgándole varios premios, de los cuales su propuesta para candidato al Premio Nobel en 1953 por parte de España sea el más destacado.

 

ARQ6

Telmo Vela fue un célebre violinista que nació en Crevillent, pero que marchó bien pronto con su familia a Valencia y desde allí inició su formación musical, siendo un músico muy reconocido en Europa primero y después en Hispanoamérica. Regresó a España en 1934 y fue catedrático del Conservatorio de Sevilla, donde terminó su vida profesional en 1959.

 

 

ARQ7

En la Segunda Planta hay una exposición sobre la colección de pintura de propiedad municipal, la cual sobrepasa el centenar de obras, y en la que destacan los cuadros de firmas reconocidas de ámbito nacional como Victoria Civera, Manuel Quejido, Luis Gordillo, Julio Le Parc, Julio Quesada…, otros artistas provinciales o de la vecina ciudad de Elche, conocidos como el Grupo de Elche, y los pintores crevillentinos, por último, que tratan los “rincones de la villa”.